El Presidente electo se quedará en el país hasta que asuma y dedicará los próximos días al armado definitivo de su gabinete. Durante el viaje tenía previsto reunirse con Emmanuel Macron y visitar Italia.