El Tribunal Oral Federal 2 dio el visto bueno para que la ex presidenta pueda visitar a su hija Florencia