Ocurrió un día después de que el gobernador le reclamara en público al vicepresidente de Asinmet, por sus críticas sobre la falta de apoyo a la metalmecánica. Se reunieron en Casa de Gobierno, limaron diferencias y acordaron líneas de trabajo para respaldar esa industria.