Hablamos con dos víctimas.