Miembros de un grupo antiderechos exigen que sean juzgados por homicido agravado.

Buscan desalentar que los profesionales de la salud de Tucumán realicen abortos contemplados por la ley.