La policía de Buenos Aires detuvo a 8 personas que vendía títulos secundarios, terciarios y universitarios de distintas casas de estudios, tanto estatales como privadas. Tenía sellos de organismos oficiales entre ellos de Mendoza.