Son alrededor de 1000 pequeños productores, quienes perdieron en total unas 6 mil hectáreas en la tormenta del sábado pasado.