Se trata de Guillermo Max Petra Recabarren y de Rolando Evaristo Carrizo.

El Máximo Tribunal de la Nación revocó un fallo que no permitía la deteción a los magistrados.

Ahora, se ordenó revisar si deben ser detenidos de inmediato.

El abogado Pablo Salinas señaló que este fallo les quita la protección a Recabarren y a Carrizo y convalida el trabajo de la Justicia Federal.