Con el mercado restringido por el cepo, el Banco Central sigue recomprando divisas. Sube el riesgo país y se acerca a los 2400 puntos básicos.