Las instalaciones servirán no sólo para la comodidad del personal penitenciario, sino también para mejorar las condiciones de vida de las personas privadas de libertad.