Hablamos con Leandro Marlia, uno de los damnificados