El primer mandatario declaró ante la oficina anticorrupción bienes por 151 millones de pesos.