Así lo aseguró Sergio Marinelli, superintendente general de Irrigación. Agregó que tienen malos pronósticos con respecto a la caída de nieve para el año próximo.