El resultado es producto de una caída interanual del 25% en las importaciones y de una suba interanual del 5,4% en las exportaciones.