Los fríos y las heladas encarecieron el precio de las hortalizas por el costo de logística y la poca oferta.