Ponen el acento en los aumentos del precio de la luz, el costo de los alquileres y la baja en el consumo