Desde AMPROS denuncian que en distintos puntos de Mendoza faltan pediatras, médicos especializados en terapia intensiva, neurocirugía y clínica.