El organismo mostró su “preocupación” por el nivel de contagiados de los últimos días en Brasil, que ya tiene más de 310 mil infectados.