Miembros del Programa Venezolano de Educación y Acción por los Derechos Humanos corroboraron que los habitantes de ese país comen las llamadas “salchichas para perros”.

Se trata de un embutido compuesto por partes de pollo que no son comestibles( como huesos, piel y plumas) que los venezolanos compran para mezclar con otros alimentos.