El presidente aseguró que trabajarán para que la compañía “pueda volar sin pedirle plata al estado”