Al grito de “fuera Moreno”, los protestantes derribaron las rejas de seguridad e ingresaron al edificio. Sin embargo, fueron rápidamente desalojados por la policía ecuatoriana. Se espera que mañana ocurra una masiva marcha de la Confederación de Nacionalidades Indígenas para reclamar la derogación de las recientes medidas económicas.