El Presidente dijo que “subió porque el mundo tiene miedo de que la Argentina vuelva atrás”