Luego de participar de la entrega de premios en Dubai, la Pulga se entrenó en la previa del partido del miércoles ante el Betis, donde será ovacionado por cumplir 500 cotejos con la camiseta azulgrana. El astro argentino Lionel Messi se reincorporó este lunes por la mañana a los entrenamientos de Barcelona, luego de recibir el domingo en Dubai el premio Globe Soccer al “Mejor futbolista del año”. El rosarino trabajó de manera liviana en la Ciudad Deportiva del club catalán a dos días del partido con Betis en el Camp Nou, correspondiente a la fecha 17 de la Liga de España, que marcará su juego número 500 con la camiseta blaugrana. Messi jugó por última vez el pasado domingo 20, cuando se coronó campeón del Mundial de Clubes de la FIFA con la goleada sobre River Plate 3-0 en el estadio Internacional de Yokohama, Japón. Tras ese compromiso, el argentino regresó por unas horas a Barcelona, luego viajó a su ciudad natal, Rosario, para pasar la Navidad, y el fin de semana llegó a Dubai, donde lo distinguieron como mejor futbolista de 2015 por encima del portugués Cristiano Ronaldo y el italiano Gianluigi Buffon, los otros ternados.