dice Oscar Arancibia, Secretario Adjunto de la CGT