El Gobierno reglamentó la ley que crea una Oficina de Sumarios, que pretende llevar de 5 años a 5 meses el tiempo de juzgamiento.