Empresarios del sector afirman que no pueden pagar los servicios y las cargas impositivas.
Miguel Di Betta, presidente de la Federación Argentina de Panaderías dijo a Nihuil que las ventas cayeron en promedio un 30 % con respecto a 2018.