Las fuerzas de seguridad establecieron un perímetro de seguridad en torno al monumento y desalojaron los puentes que comunican la isla de la cité con el resto de la Ciudad.