“Si el dólar sigue moviéndose de manera escalonada, no debería impactar en los precios”

dice el economista, Pablo Salvador