Se trata de Gustavo Zanchetta, que renunció en 2017 a la diócesis de orán argumentando problemas de salud.

El motivo su salida, sería una denuncia por violencia de género.