El jefe de Estado buscó darle previsibilidad al sector privado. El presidente también defendió la reforma judicial y el desplazamiento de los jueces que investigaron a CFK. Volvió a cuestionar a las personas que movilizaron contra el Gobierno el lunes pasado.