Así lo expresó Arturo Salassa, vocero de Anestesiólogos Autoconvocados de Mendoza