Así lo expresó Clara Gordon Avalos, licenciada en tecnología de los alimentos