Fernanda, la hermana de la víctima, contó que el miércoles 28 de octubre Geraldine Oro tenía una  cesárea y una ligadura de trompas, tenía la herida sangrando, pero le dijeron que estaba todo bien y el viernes le dieron el alta. El viernes por la tarde volvió al hospital porque tenía dolores muy fuertes y estaba muy hinchada, le volvieron a  decir que estaba todo bien y recién la atendieron cuando volvió el sábado y se cayó en estado de shock, ahí la trasladaron al hospital Lagomaggiore en donde le hicieron tres cirugías porque tenía los intestinos perforados. Fernanda dijo que a su hermana le dio una septicemia y falleció el 4 de noviembre de un paro cardíaco debido a la infección.