El autor del trabajo, Federico Gianechini, aseguró que desde el 2015 que lo están estudiando, lo denominaron Llukalkan aliocranianus y medía alrededor de 5 metros. El investigador del Instituto Multidisciplinario de Investigaciones Biológicas de San Luis contó que la geografía de la Patagonia permite hallarlos más fácilmente.