Rige para los departamentos que tienen índices epidemiológicos y sanitarios elevados.