Alberto Maceira declaró que inoculó a unas diez personas en un despacho de la cartera sanitaria.