Así lo expresó Ada Rico, referente de la Casa del Encuentro