El libro está ilustrado por Caru Grossi y trata sobre el abuso infantil. La periodista contó que tienen muchas en común y una de ellas era que ambas habían sido abusadas en la infancia por lo que decidieron hacer un material de bajada a los chicos. Agregó que la contactan chicas que sufrieron abusos y docentes.