Así lo aseguró Luis Cámera. El asesor del presidente afirmó que la segunda ola se adelantó dos semanas, según lo que arrojaban las proyecciones internacionales y eso son dos mil personas más que fallecen. El infectólogo agregó que está muy preocupado por la velocidad con la que está avanzando el COVID y la simultaneidad en gran parte del país.