El titular del INV, agregó dramatismo al problema del vidrio en Mendoza y el mundo. Martín Hinojosa aseguró a Nihuil que no existen trabas de la Nación para importar botellas. De todos modos, advirtió que el problema es la falta de stock internacional, la escasez de contenedores y los 45 días que tardarían en llegar de China. En esta situación, la vitivinicultura podría no llegar a las fiestas de fin de año en los mercados clave del mundo.