La brecha cambiaria sigue por encima del 120%.