Es el caso de costureras, tapiceros o zapateros. Además, el fuerte incremento de precios de artículos nuevos, llevó a la sociedad a arreglar lo que aún puede servir. Mario Turco arregla calzado, oficio que aprendió de sus padres, inmigrantes italianos. En diálogo con Nihuil, dijo que los arreglos típicos de tela o suela van de $1000 a $2000 y se han incrementado en los últimos meses.