Así lo aseguró el dueño del frigorífico La Pradera. José Brizuela dijo que no ha aumentado el precio porque hay pocas ventas.