Hablamos con la iraní Najmeh Shobeiri, quien dijo que vivieron el asesinato como un shock muy grande y aseguró que están viviendo días muy difíciles.