Así lo aseguró Ernesto Resnik y agregó que nunca pensó que la grieta llegara a la vacuna. El científico aseguró que, que en Argentina se ponga en duda le parece de una miserabilidad increíble, que es boicotear una solución médica a un problema serio que tenemos de pandemia. El biólogo molecular argentino en EE.UU. contó que de las 18 vacunas que están en fase 3, solamente una publicó datos de esa fase y añadió que los rusos son pioneros del movimiento de vacunas hace 150 años.