“La única forma de pelear contra la inflación es bajar el gasto público y dejar de pedir dinero al Banco Central. No tapando los aumentos de precios”

dice el economista Pablo Salvador