Así lo aseguró Beatriz Bragoni. La historiadora dijo que hay desigualdades en la factura, en la forma de narrarlo y la selección de contenidos en cada uno de los capítulos y no hubo un hilo conductor en la película.