Así confirmó el presidente de la confederación de entidades del comercio de hidrocarburos y afines de la república argentina, Gabriel Bornoroni, quien enfatizó que la gente no se baje de sus autos cuando vaya a cargar combustibles.