El empresario Diego Vieyra indicó que en el 2020 solo pudieron trabajar 3 meses y que no todos los clientes podrán adaptarse al cambio de horario por las nuevas restricciones. En ese contexto, el representante de la Asociación de Salones de Fiestas aseguró que en el Gran Mendoza ya cerraron 10 empresas relacionados a los eventos.