El senador contó que se conectó con Anabel Fernández Sagasti y con los intendentes del PJ y ellos se comunicaron con el gobernador. Agregó que la dirigencia política de Mendoza estaba trasformando lo excepcional en una normalidad porque no es normal que los gobernadores no tengan presupuesto.